Acampar en Invierno, algunos consejos

file0002048182841

De cara al invierno la gente que decide ir de camping se reduce notablemente, algo lógico teniendo en cuenta las temperaturas, pero aún quedamos unos locos de la acampada que decidimos pasar parte de las navidades en el campo llueve, truene o nieve y desgraciadamente tenemos que llevarnos el triple de ropa que cuando acampamos en verano. Cuando regresamos tenemos una cesta de ropa sucia impresionante. Si os pasa lo mismo que a mí optar por este tipo de lavandería autoservicio porque el gasto es menor, tanto físico como económico, que si hacemos la colada en casa.

Hay que tener en cuenta que para ir bien preparado para luchar contra temperaturas que, a menudo, están por debajo de los 0 grados debemos llevar ropa de abrigo, y mucha. Por ejemplo: camiseta térmica, forros polares, calcetines especiales de montaña, saco de dormir que soporte bajas temperaturas con doble aislante, mantas, calzado de montaña con goretex, etc. Si cuando regresamos de nuestras vacaciones de camping invernales hiciéramos una pelota con toda esa ropa más la lógica y normal que te llevas siempre como pantalones, pijamas, camisetas, sudaderas, ropa interior… la bola sería más grande que la que le cayó a Indiana Jones en la gruta aquella (imagen que siempre recuerdo cuando pienso que algo me puede aplastar), y lavar todo eso en casa puede ser mortal por necesidad.

A lo mejor todos aquellos que recurren a sus parejas para que hagan esta labor ven este post como una tontería pero os puedo asegurar que los que lavamos la ropa agradecemos que existan lavanderías autoservicio como Wash-up y estoy segura de que mis consejos les van a  venir de perlas.

De todos modos, antes de irte a pasar las navidades al campo, debéis tener muchas cosas claras porque, de lo contrario, podéis llegar a pasarlo mal. En esta web se dan varios consejos para acampar en invierno que son muy recomendables. Por ejemplo:

  • Escoge bien tu destino. Si es la primera vez que acampas en invierno ves a algún sitio con temperaturas relativamente suaves, no te hagas el valiente o te arrepentirás.
  • Planea todo bien y empaca con tiempo para poder revisar y comprobar que no olvidas nada porque si en pleno agosto olvidas echar el saco de dormir no pasa nada, pero como lo olvides ahora querrás llorar, y mucho.
  • Comprueba en casa si tu tienda sigue en perfectas condiciones. Ponla en la bañera o la ducha y mete papel de cocina dentro, luego abre el grifo y empapa la, por arriba siempre (si mojamos la tela ya sabemos que sí se mojarán los papeles). Comprueba luego que los papeles siguen secos porque si tienes “goteras” el frío entrará también a raudales.
  • Pon un plástico aislante bajo tu tienda antes de montarla. Si llueve, evitará que la humedad de la tierra ascienda a tu casita temporal.
  • Usa ropa suelta, nada de cosas ajustadas. Duerme con gorro para prevenir que el calor se escape de tu cuerpo por la cabeza y ponte calcetines gordos.
  • Si llevas algún sistema de calefacción a gas portátil ten mucho cuidado, no te quemes ni quemes nada. Sé precavido siempre.

Autor:

2 diciembre, 2015

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo