Volar drones con seguridad

Volar drones con seguridad

En nuestro país es cada vez más frecuente ver a gente volando drones, y es que, sobre todo en estas fechas navideñas, se han convertido en uno de los regalos más recurridos. Los drones son un invento al que podemos darle múltiples utilidades, desde un uso lúdico para los más jóvenes hasta llegar a poder usarlos para vigilar nuestras costas, montes o incluso, como hemos visto en lugares como Abu Dhabi, hacer competiciones de obstáculos y carreras con ellos aprovechando sus cámaras y unas gafas de realidad virtual. Es por esto que Modeltronic nos ofrece una amplia gama de productos adaptados a nuestras necesidades.

Tal y como os mencionábamos al inicio, cada vez es más frecuente ver uno de estos y volarlos con seguridad es algo que a las autoridades españolas preocupa por su rápida expansión y los usos que se les pueden llegar a dar, siendo algunos no tan lícitos, por ello la Agencia Estatal de Seguridad Aérea se ha apresurado en sacar una normativa para estos cuadracópteros de hasta 150 kilogramos de peso y es que un uso indebido de este invento puede acarrearnos sanciones de hasta 225.000 euros por lo que debemos ser conscientes de lo que tenemos entre las manos y como usarlo legalmente, por ello, a continuación os mencionamos que no podemos hacer con uno de estos.

  • Nunca debemos poner en peligro a terceras personas.
  • No podemos volar si las condiciones de luz no son buenas, por consiguiente, volar de noche no es una opción.
  • Tampoco es una opción volar sobre zonas urbanas.
  • No se puede volar sobre zonas de concentración de multitud de gente tales como playas, conciertos, parques, bodas, manifestaciones, procesiones, etc.
  • Por supuesto, está prohibido su uso en inmediaciones de aeropuertos o aeródromos.
  • No se pueden volar donde se realicen vuelos con otras aeronaves a baja altura como zonas de parapente, paracaidismo, helipuertos, etc.

Además de estas prohibiciones que os mencionamos, antes de levantar vuelo con un dron debemos tener en cuenta también los puntos que a continuación os mencionamos.

  • Los daños que se pudieran causar por el uso de un dron son responsabilidad única del piloto que esté manejando el mismo.
  • No es necesario ser piloto profesional aunque si se debe saber volar con seguridad.
  • Siempre se ha de tener el dron a la vista durante el vuelo y nunca se podrán sobrepasar los 120 metros de altura.
  • Solo es posible volar drones en zonas adecuadas para tal fin tales como pistas de aeromodelismo o zonas despobladas en las que no se incumplan ninguna de las prohibiciones anteriormente citadas.

Con estas recomendaciones que os damos, podemos ver que un dron bien sea para uso comercial o particular no es un juguete y es que se rigen por la normativa vigente respecto a la navegación aérea.

Los drones en recintos cerrados

El uso de los cuadracópteros en lugares cerrados es diferente a su uso en zonas abiertas y es que pabellones deportivos, estadios (cubiertos completamente), domicilios particulares y demás zonas que cumplan las características no están sujetas a la jurisdicción aplicada por AESA y es que estas no forman parte del espacio aéreo, es por ello que son los responsables de estos recintos los que deciden y autorizan o no el uso de los drones en su interior y bajo qué condiciones, por tanto aunque estemos en un lugar completamente cubierto, no estamos autorizados a usar drones salvo que los titulares del lugar lo permitan y nos den autorización para ello.

 

28 diciembre, 2016

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo