Una vuelta en yate

viaje en yate de lujoEl otro día leí que el director de cine Steven Spileberg se iba a tomar un descanso después de su paso por el festival de Cannes para iniciar, con su mujer, Kate Capshaw, un viaje alrededor del mundo en yate de lujo. La pareja navegará en el Seven Seas para atravesar, como su nombre indica, los siete mares. Qué envidia ¿verdad?. Un lujo que quizás pienses que está al alcance de pocos, pero que no es así. Yo el pasado verano alquilé un yate a motor en la zona de Ibiza con la empresa Barcos Barcelona, y la verdad es que creo que me sentí como un auténtico millonario.

Está claro que el precio es abusivo para un simple periodista como yo, pero la actividad formaba parte de un plan empresarial de mi empresa para crear vínculos entre nosotros. Y la verdad es que la ocasión lo mereció. En esos momentos, hasta el compañero más odioso, pasa a ser una persona agradable. En serio.

Os voy a detallar los datos de mi modelo. Tenía de eslora, 60 metros, y de manga unos 10 metros. Dos motores, y la famosa velocidad de 14 nudos. Sus materiales: Casco de acero/superestructura aluminio. Y estaba construido en 2011.

El alojamiento estaba compuesto por hasta 12 invitados en 6 lujosas cabinas cada con su propio baño, TVs de plasma, DVDs, música.Un camarote principal con despacho, 2 baños, jacuzzi, vestidores, balcones.Además tenía un camarote VIP: Baño con jacuzzi. Dos camarotes individuales y dos camarotes dobles: Baños con jacuzzi.

Por supuesto no íbamos solos, estaba la tripulación, formada por 12 miembros: Capitán, Chef, ayudante de cocina, barman, azafatas, marineros. En alojamiento totalmente separado de la zona de invitados
El equipamiento tenía un Jacuzzi spa en cubierta, un gimnasio, sauna, una embarcación auxiliar
y dos motos de agua.

Supongo que después de poneros los dientes largos, estaréis pensando qué cuánto valió la broma. Pues el precio por una semana de alquiler fue de 360.000 euros. Es decir, 60 millones de pesetas, y navegamos por la zona del Mediterráneo. Ya sé que es un buen desembolso, pero la verdad es que mereció la pena.
En Ibiza Yatching, la empresa donde yo lo alquilé, tienen muchos más modelos y precios.

Echa un vistazo a su página web y podrás verlo. Además, como te decía, tienen actividades para las empresas. Relizan salidas en veleros, con posibilidad de realizar regatas. La regata es uno de los mejores métodos para incentivar y premiar la productividad del personal de su empresa. Se inicia con la formación de equipos de 6 a 8 personas a los que se les asigna un barco, un patrón y un instructor que coordine el grupo. Tambien realizan salidas de algunas horas o de todo el día en catamarán a vela para grupos de 30 a 125 invitados a bordo y reuniones de empresa a bordo de lujosas embarcaciones.

La verdad es que es una gozada. Es convertir en realidad una escapada que siempre has soñado. Explora su página web para ver su colección de yates de lujo y busca un alquiler, en un lugar único como es Ibiza, la isla con más marcha de todo el verano.

Autor:

27 marzo, 2015

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo