Robos en vacaciones

Robos en vacaciones

El pasado verano en la localidad en la que vivo hubo una gran oleada de robos en viviendas. Los ladrones aprovechaban que las personas dejaban su hogar temporalmente para ir de vacaciones para entrar a robar y saquear todo lo que podían.

Normalmente marcaban las casas dejando pegatinas en las puertas o pequeños palillos en las cerraduras. Entonces, si tras un tiempo prudencial no se habían retirado eso les hacía pensar que no había nadie viviendo allí y aprovechaban para entrar y llevarse todo lo que podían sin la necesidad de darse prisa. Dejaban las viviendas totalmente vacías.

Esta situación se volvió a repetir en las vacaciones navideñas, ya que la gente dejaba sus casas para acudir a las localidades donde viven sus familiares. Con esta nueva técnica de los cacos ya no sirve dejar las persianas a media altura u otras acciones que se hacían antes para hacer pensar que todavía había alguien viviendo allí.

Una verdadera lástima porque si tienes que dejar tu piso o vivienda unos días lamentablemente lo más seguro es que sufras un robo. Tan sólo puedes confiar a tus vecinos que te vas a ir por unos días y si ven este tipo de marcas que las retiren cuanto antes.

Pero, aún con todo si sufres un robo la mejor opción es contar con un abogado especialista como el del despacho  Duran y Duran Abogados.

Protocolo a seguir tras sufrir un robo

En este reputado despacho de abogados han querido destacar una serie de protocolos a la hora de actuar en el caso de que detectes que han entrado a robar en tu vivienda para evitar daños mayores o personales.

Si te encuentras con que la puerta o alguna de las ventanas de tu vivienda han sido forzadas, es un reflejo de que los ladrones pueden estar todavía en tu domicilio, ya que es seguro que han intentado robar en tu casa o piso. Ante estas circunstancias siempre surge esta pregunta: ¿y ahora qué hago? Por ello desde Durán y Durán Abogados han realizado un protocolo a seguir que puedes leer en su página web Robovivienda.com.

El primer paso es no entrar y seguidamente llamar a la policía. No debes dudar en hacerlo, cuanto antes llames, antes podrá resolverse todo. Si intuyes que el ladrón sigue en la vivienda, no te quedes allí, acude a casa de un vecino o a un lugar seguro y llama a la policía; y si le sorprendes en pleno robo, no intentes hacerle frente, en muchos casos el ladrón no dudará en utilizar la violencia contra ti y podría incluso tomarte como rehén para que le indiques dónde están los objetos de valor.

Una vez que la policía te permita acceder a tu vivienda es importante que hagas una lista con todo lo robado, revisa habitación por habitación y haz una lista exhaustiva con todo lo que ha sido robado o dañado de algún modo. Si tuvieras, incluye también facturas y/o documentos que acrediten lo que falta, serán de gran utilidad para las compañías de seguros.

10 Enero, 2017

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo