Los tornos para accesos en campings

Los tornos para accesos en campings

¿Habéis ido alguna vez de camping en buscar de disfrutar de la naturaleza, la tranquilidad, el aire puro, la montaña, etc., y lo que os habéis encontrado fue un gran montón de personas haciendo mucho ruido, colas en los baños, contaminación lumínica e incluso suciedad? Ay, amigos, esta es posiblemente la verdadera realidad de las vacaciones en los campings. Y está muy lejos de lo que tenemos idealizado como unas vacaciones tranquilas en el campo y rodeados de naturaleza. Por eso, desde aquí, queremos hacer un llamamiento a los gestores de los campings para que controlen el aforo de los mismos instalando tornos de acceso, que no tienen que suponer una gran inversión, ya que los hay de gran calidad y a buen precio como los que comercializa la empresa española Gestigym.

Y es que si uno busca unas vacaciones tranquilas en la naturaleza y luego se encuentra semejante bullicio, no se va a ir feliz a su casa. Posiblemente preferiría gastar algo más en ese camping, en el precio de la estancia, y no encontrarse rodeado de tanta gente.

Normalmente, cuando vamos a este tipo de alojamientos, también es cierto que buscamos hacer amigos y conocer a gente nueva durante las actividades al aire libre, pero todo con una mesura. No se trata de sobreexplotar la instalación hasta el punto de que los habitantes de la misma se sientan incómodos en ella. Es más, mucha gente, al pagar por parcela o bungaló, se aprovecha de la ocasión y mete a más personas de lo que sería razonable, algo que es complicado de controlar por los gestores si no cuentan con tornos de acceso y unas tarjetas u otras medidas que faciliten el llevar la cuenta de las personas que pasan al recinto.

Uno de los lugares de los campings donde notamos especialmente la masificación de los mismos es en los servicios. Ir a darse una ducha o incluso hacer uso del retrete pueden suponer una verdadera desesperación cuando hay tanta gente. Son momentos en los que a nadie le apetece hacer una cola para poder pasar al servicio. Incluso cuando necesitas una ducha la quieres ya, no deseas esperar por ella. Y menos encontrártela sucia después de que haya sido usada por tantas personas sin apenas tiempo para que las personas encargadas del mantenimiento la puedan repasar a fondo.

¿Pagaríamos más por un alojamiento más tranquilo y menos masificado?

Esta es la pregunta del millón que se hacen los dueños de los campings para saber si les compensa subir precios y dejar pasar a menos gente. Pues vistas las cifras, está claro que sí. Basta con entrar en internet y buscar la disponibilidad de alojamientos un poco más exclusivos en el campo, como es el caso de las casas rurales. Todas ellas suelen estar llenas, copadas por familias y amigos que buscan escaparse de la ciudad y descansar en medio de la naturaleza. Si un camping ofreciese un poco de esa tranquilidad, seguramente sería también una opción para estos grupos de gentes.

Ya lo decimos, la receta es subir un poco los precios, limitar algo más el aforo para dar comodidad y tranquilidad a los visitantes, y no dejar que nadie se cuele gracias a los tornos de Gestigym, expertos en la venta, instalación y configuración de control de accesos, ofreciendo los servicios más adecuados gracias a su programa de gestión de gimnasios e instalaciones deportivas. Gracias a un servicio técnico personalizado, sus clientes pueden recurrir a Gestigym ante cualquier incidencia, tanto de manera telefónica como presencial.

La experiencia de Gestigym hace posible obtener un experto asesoramiento en caso de duda o ante la falta de información. Su departamento de consultores realizará un estudio de la actividad del camping sin ningún compromiso y seleccionará los mejores productos para el mismo, así como el software de gestión deportiva si es necesario.

29 septiembre, 2017

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo