Camping García – Navarro

Camping García – Navarro

Hola a todos, hoy vengo a presentaros el nuevo camping de mi familia. Siempre hemos amado esta forma de hacer turismo y hace unos años, cuando mi abuelo falleció, decidimos montar un negocio de acampada en sus terrenos, cerca de la costa levantina. Nos ha costado sudor y lágrimas pero hoy por hoy la familia García Navarro ya tiene su nuevo negocio en marcha, lo cual es todo un orgullo para nosotros.

Hace un meses, en este mismo blog, leí un post en el que una joven había montado una pizzería en el campo y había salido airosa en este nuevo camino así que pensé que nosotros también podríamos poner algo así dentro de las instalaciones del camping y esa fue una de las primeras cosas que hicimos. Por recomendación de esa misma joven nos pusimos en contacto con Lineto, una empresa que suministra e instala maquinaria para pizzerías. Gracias a ellos montamos nuestro primer restaurante dentro del camping, Rossini Pizzas, con hornos de leña  y un gran chef italiano al mando. Pero no es el único restaurante porque, justo al lado, hemos levantado un restaurante tipo buffet con comida tradicional que hemos equipado con estos utensilios de cocina profesional,  de la mano de Menaje Chef, y tenemos toda la ilusión de mundo.

Este segundo restaurante estará dirigido por mi madre, toda la cocinera amante de los platos caseros de toda la vida, pero contaremos también con el apoyo de tres jóvenes cocineros recién salidos de la escuela de hostelería de Valencia así que, esperamos que sea todo un éxito.

Instalaciones

Además de estos servicios, hemos instalado dos inmensos baños públicos, uno en cada zona del camping, con duchas, vestuarios y  mucho más. Pero, si algo teníamos claro desde el principio, es que nuestras instalaciones contarían con una gran piscina para adultos y una piscina infantil donde, en los meses de temporada alta, contrataríamos a animadores para animar el cotarro y hacer cientos de actividades para todos nuestros huéspedes.

También hemos instalado dos pistas de pádel (que ahora están muy de moda), un campo de fútbito y una pista de tenis. A la derecha de toda esta zona deportiva tenemos un parque infantil, con columpios y juegos para los más pequeños y por último mi mayor logro (porque tenía en contra a toda la familia) un huerto ecológico de 70m2 donde pretendo cultivar nuestros propios alimentos y donde quiero enseñar a los niños que vengan con sus familias lo que es cultivar la tierra.

Obviamente es el primer año que vamos a tener esto en marcha y es muy posible que durante los próximos tres o cinco años lo pasemos muy mal económicamente. No es fácil que, de la nada, la gente empiece a venir a hospedare a nuestro camping pero vamos a luchar mucho para mantenerlo a flote y para que, de aquí a unos años, los beneficios empiecen a notarse en nuestras cuentas bancarias: al fin y al cabo, por mucho amor que le tengamos a este tipo de turismo, esto es un negocio y necesitamos ingresos para seguir adelante y poder vivir de esto así que… hemos puesto toda la leña en el fuego y esperamos que al quemarse dé buenas brasas.

Autor:

13 Abril, 2016

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo