Bachelor parties-camping, la nueva moda lleva a España

Bachelor parties-camping, la nueva moda lleva a España

No hay duda alguna de que, cuando en un país algo se pone de moda, no tarda mucho en llegar al nuestro, tanto para lo bueno para lo malo. Así hemos visto cruzar las fronteras a modas como la del reto del agua helada que ha conseguido multitud de donaciones para investigar la enfermedad del ELA, una magnífica idea, y otras modas horribles como la de la temida ballena azul. Ahora, la nueva moda que parece haber llegado para quedarse es la de las “Bachelor parties-camping”, o lo que es lo mismo: las despedidas de soltero en campings.

Ya no es nada original contratar a una striper, ni a un drag queen, ni a un boys, y montar una juerga por todo lo alto esperando que invitados y homenajeado/a se lo pasen en grande, ahora lo que mola es alargar la despedida varios días y hacerla inolvidable, pero como a eso sólo tienen acceso algunos ricachones, parece que la clase media inglesa ha empezado a poner de moda las escapadas de fin de semana en campings para celebrar las despedidas de soltero/a y nuestros campings están aprovechando la oportunidad para dar este servicio, con y sin extras.

La empresa Despedidas 100 ha sido una de las primeras en ofertar varios paquetes de despedidas en campings, tanto para extranjeros como para nacionales, y algunos de esos paquetes no tienen nada que envidiar a las macrofiestas de los ricachones adinerados de los que hablábamos antes.

Normalmente este tipo de empresa busca acuerdos con campings, empresas de deportes de aventura, empresas de decoración y demás profesionales del ocio para montar paquetes especiales a sus clientes.

Ejemplo, Paquete A

Dos noches y tres días en uno de los campings más demandados del principado de Asturias. El paquete incluye las siguientes actividades:

Primer día: Llegada al camping con bienvenida decorada y letras gigantes en la parcela de Rótulos de Corcho con el nombre del homenajeado, acomodación, comida, rafting y cena barbacoa.

Segundo día: desayuno, paintball, comida, juego de escape en Objetivo Escape, fiesta nocturna por pubs en Avilés y cena en bar de tapeo.

Tercer día: desayuno, tirolina, comida y despedida.

Todo por 200 euros por persona… No está nada mal ¿verdad? Pero también tienen paquetes más económicos de una noche, o con menos actividades, desde 70 euros.

Lo malo es que este tipo de eventos suelen conllevar juergas locas nocturnas que molestan a otros usuarios del camping y, por eso, los organizadores ya están demandando zonas aisladas y habilitadas para dar este tipo de servicio en el que los jóvenes suelen acabar con alguna copa de más en el cuerpo y dando el espectáculo antes de ir a dormir a altas horas de la madrugada.

En algunas zonas costeras, estas Bachelor parties-camping incluyen jornadas de playa e incluso entradas a parques acuáticos, sobre todo en el área de Benidorm y la costa catalana, aunque en invierno este tipo de servicio se sustituye por otras actividades en la zona.

¿Y a vosotros, qué os parece la idea? Como en todo, ya han surgido detractores que opinan que los campings se convertirán en un “Magaluf 2” así que el debate ya está servido.

14 junio, 2017

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo