Actividades para hacer con niños en un Camping

Actividades para hacer con niños en un Camping

Son muchas las actividades que podemos realizar en un camping para que nuestros peques no se aburran. De hecho, en muchos campings ya cuentan con actividades propias organizadas por diferentes monitores para amenizar las tardes de verano.

Ya sean talleres para niños de manualidades o rutas guiadas que traten el paisaje, la arquitectura, cultura, animales o historia.

De entre todas las posibles actividades, dos son las favoritas de mis peques, disfrazarse y realizar pequeñas expediciones de Geocaching.

En el caso de los disfraces, tampoco nos complicamos mucho, de hecho, los disfraces siempre los compramos en La Casa de los Disfraces y lo que más nos gusta es hacer pequeñas fiestas temáticas y como siempre lo hacemos en verano, disfraces como el de oso polar están más que descartados.

En qué consiste el Geocaching y cómo hacerlo con nuestros Peques

El Geocaching es un juego que une deporte, naturaleza y nuevas tecnologías. Hay diferentes rutas guiadas por GPS, con puntos en los que se esconde un tesoro. Los niños suelen encontrar muy divertida y excitante la búsqueda, además de esta manera, les ayudamos a conocer mejor el entorno en el que se encuentran.

El objetivo es, claro está, encontrar ese tesoro. Hay rutas para todos los gustos, asimismo como diferentes niveles de dificultad y duración. Por otra parte, es una actividad que puede hacerse en grupo o en familia.

Hay rutas muy interesantes para niños y adolescentes. Además, el geocaching sirve para conocer las utas de menhires, castillos, villas, pueblos y otros sitios curiosos.

También podemos combinar el geocaching con otros juegos como el de “jugar a perderse”. Tan sencillo como llevar a los chicos a una zona más o menos lejos de la tienda o bungalow y dejar que lleguen a casa por su cuenta.

Para este juego concretamente, no es preciso tener ningún mapa, una brújula sí que estaría bien llevar. Además, cada uno tiene que llevar su mochila con lo que puede necesitar para el día como comida, agua, protección solar o alguna camiseta de recambio. No está de más un par de teléfonos (con la batería al 100%) y un GPS para tenerlos localizados.

De este modo, si se desorientan o equivocan de ruta siempre puedes darles indicaciones o irles a buscar.

Otra actividad que no suele faltar además del geocaching y que también solemos combinar con este divertido juego es la del Mapa del Tesoro.

Podemos coger un mapa del camping ya hecho o confeccionarlo nosotros mismos, esto último siempre es más divertido. El juego puede ser tan complicado o sencillo como se desee. Se añaden pistas que lleven una a la otra, pruebas que tengan que superar para darles la siguiente pista y los tendremos entretenidos un buen rato.

Una vez hasta construimos una pequeña cabaña como campamento base, muy básica y fácil de construir. Elegimos un buen lugar y los materiales. Pueden servir cañas, ramas rotas de algún árbol y también podemos usar trozos de tela o sábanas.

Para los más pequeños una cabaña lo más sencilla posible será más que suficiente. A medida que se hagan mayores iremos haciéndola más sofisticada. Es una actividad que también suele gustar mucho a los peques. El problema es que luego en vez de dormir en el bungalow siempre quieren irse a dormir a su recién construida cabañita improvisada en el bosque.

 

2 septiembre, 2017

Publicado :

¿Te gustó el artículo? Compártelo